Go4ITFast

Go4IT Fast es una herramienta que trae al mundo del desarrollo de software el concepto de la revolución industrial, permitiendo implantar verdaderas factorías de software. Las líneas de producción de Fast se adecuan a las necesidades de cada departamento de TI, gracias a su gran nivel de personalización y flexibilidad. A diferencia de otras herramientas 4GL, en Fast todo es personalizable: la sintaxis del lenguaje de entrada, las plantillas de generación de código, e incluso las herramientas de apoyo a los desarrolladores integradas en el mismo (compiladores, herramientas de ayuda y colaboración, control de versiones...).

Una de las principales ventajas de Fast es que puede usarse para generar cualquier lenguaje de programación (Java, C, COBOL...) y con cualquier plataforma destino (Windows, Linux o incluso Mainframe). Además, Fast permite aumentar la productividad de los programadores entre un 30 y un 50%, reduciendo los errores de compilación un 60% de media.

Proceso de implantación de Fast

Al igual que la instalación de una línea de producción industrial, la implantación de Fast requiere de un proceso de consultoría previo con dos fases:

  1. Diseño de la factoría. Durante esta fase se desarrollarán, conjuntamente con el equipo de arquitectura software, las plantillas de código fuente y la sintaxis del nuevo lenguaje de programación. Este proceso requiere del conocimiento técnico de los arquitectos de cada sistema, de forma que sea posible identificar los principales cuellos de botella y las actividades más propensas a errores. Esta fase suele tener una duración que varía entre los 2 y los 4 meses.
  2. Despliegue. Cuando la factoría está lista, se realiza el despliegue mediante un proceso de formación a los desarrolladores, cuya duración de media es de 2-3 jornadas. En esta fase también, se realiza la integración con el entorno de producción, de manera que los desarrolladores pueden empezar a ser más productivos de forma inmediata.
Proceso Fast

Ventajas de Fast

Una de las principales ventajas de Fast es que permite aumentar la productividad de los desarrolladores entre un 30 y un 50% gracias a la reutilización de código en los procesos más repetitivos del desarrollo de las aplicaciones, como por ejemplo, acceso a bases de datos, lectura/escritura en ficheros, control de errores... De esta forma, el código escrito íntegramente por los desarrolladores puede reducirse hasta un 40% del código total de la aplicación.

Además, Fast puede integrarse de forma sencilla con el entorno de producción, permitiendo la introducción de diferentes herramientas y validaciones en el propio interfaz del programador (ayudas contextuales, autocompletado de código, acceso a fuentes de ayuda de la propia instalación, etc.).

Al generar el código fuente a partir de plantillas previamente validadas y probadas por los principales arquitectos de la instalación, Fast permite reducir los errores de programación cometidos por los programadores en un 30%. Además, Fast incluye herramientas para validar el código de los desarrolladores antes de que este suba a producción.

Fast permite ahorrar MIPS en entornos Mainframe, reduciendo significativamente los gastos generados por el hardware en los procesos de mantenimiento y programación de las aplicaciones. Este ahorro viene producido, fundamentalmente, por la reducción de las compilaciones erróneas en el Mainframe. Gracias a este ahorro y al aumento de la productividad de los programadores, el retorno de la inversión de Fast se consigue en menos de 1 año desde el comienzo del proyecto de implantación en este tipo de sistemas.